Un retroceso en la corrección

Un retroceso en la corrección

Sé que no puedo quejarme en absoluto del recorrido que hemos tenido en la corrección de los pies de mi hijo. En absoluto, para nada, no me puedo quejar. Siempre lo he sabido, pero desde que escribo este blog soy más consciente de ello, porque veo casos de niños con...

Pin It on Pinterest