Estás embarazada y te acaban de decir que tu bebé tiene los pies zambos.

Tú ni siquiera habías oído hablar de esta malformación, desconoces todo y la información que te dan es poca. Sí, te tranquilizan diciendo que tu bebé estará bien y que sus pies se corregirán.

Pero sigues teniendo mil dudas y mucho miedo.

¿Qué te espera en este largo camino?

Escribo este post de forma más precisa y hablando directamente a todos los que llegan a este blog de la misma forma que yo busqué información hace más de siete años.

Sé lo duro que es. Sé lo difícil que es.

Entiendo esa sensación de no saber nada, de no saber a qué te vas a enfrentar, qué puedes hacer para mejorar o para equivocarte lo menos posible.

Y sí, te dirán que no depende de ti… Y en cierta forma, no depende de ti. Pero la realidad es que mucho sí depende de ti. Y no sólo respecto a que sigas las pautas, sino que también dependerá de ti llevarlo mejor o peor, saber más o menos, comprar esto o aquello.

Yo hablo y escribo desde mi experiencia, pero también desde la experiencia de muchos otros papás que me han contado su historia, sus problemas y todo a lo que se han ido enfrentando en este largo camino de la corrección.

Si estuviéramos echando un café, lo primero que haría es tranquilizarte, y decirte que los pies zambos se corrigen, que disfrutes de tu embarazo y después de tu bebé.

Pero eso tienes que compaginarlo con tener muchas cosas claras, y te facilitará la vida saber más.

En este blog he ido contando nuestra experiencia, entrando en las fases de la corrección, analizando férulas y hablando de situaciones que no sabes hasta que no se te presentan.

Ya escribí aquí algunas recomendaciones: Preparar la llegada del bebé: recomendaciones

Equipo médico

Algo que yo no tuve oportunidad de hacer y que me hubiera gustado es hablar con el equipo médico especialista que trataría a mi hijo posteriormente.

A mí no me dieron esa oportunidad y es algo que recrimino al sistema sanitario que tenemos, que hay categorías de pacientes según residas en un sitio o en otro.

Y estoy hablando de la misma comunidad autónoma, simplemente ciudades diferentes.

No es lo mismo que alguien te informe previamente y con tranquilidad de todo el proceso, a que llegues tú con tu recién nacido y expliquen todo de forma rápida porque lo que prima es empezar a tratar a tu bebé.

Así que mi recomendación sería que hablases con el equipo médico antes de que nazca tu hijo, y así saber de primera mano cómo van a actuar.

Hablando con ellos previamente también puedes valorar si tratar a tu hijo con ese equipo médico o buscar otro que te ofrezca mayor confianza.

Ropa

Aquí entré en detalle en el post Preparar la llegada del bebé: recomendacionespero decirte que no debe preocuparte en exceso.

Pero sí tienes que tener en cuenta que las primeras semanas de vida de tu bebé llevará escayolas, por lo que el tallaje cambia un poquito y necesitará mayor talla para las piernas.

Para después, lo mejor será utilizar ropa de fácil quitar y poner, teniendo en cuenta que llevará un aparato: pantalones con corchetes que se abren fácil, calcetines de algodón altos, los pijamas mejor sin pies (si no encuentras los puedes cortar).

Puericultura

Aquí sí debes asegurarte de algunos requisitos porque, aunque la mayoría de carricoches, sillas para el coche, etc no dan problema, sí hay algunos que no sirven para nuestros bebés porque con la barra ocupan más espacio.

Eso me pasó a mí.

Es importante no comprar los capazos muy estrechos, porque igual no cabe luego tu bebé.

Y con las sillas para el coche también hay que asegurarse, porque aunque a nosotros no nos pasó, me han comentado que algunas dan problemas para que el niño vaya cómodo.

Y con esto ya tienes unos primeros para empezar y esperar a tu bebé con mayor tranquilidad.

El resto lo irás viendo y aprendiendo sobre la marcha, y te darás cuenta que, después de todo, tu hijo lleva una vida normal.

Disfruta de tu embarazo, descansa y prepara todo con amor… Los pies zambos se corrigen 🙂

¿Sabías esto? Te espero en los comentarios, un poquito más abajo. Tu experiencia nos aporta a todos 🙂


Pin It on Pinterest

Share This