En este post voy a intentar resolver dudas que surgen a menudo cuando tenemos que poner las botas de corrección a nuestro bebé. Voy a explicar cómo son y qué características tienen según las opiniones de padres cuyos hijos las han utilizado. Así podrás comparar y decidir qué es mejor para tu peque.

Este post es una continuación del post Diferencias entre los distintos modelos de la Férula y Botas Dennis-Brown donde te expliqué en detalle cómo son las botas Dennis-Brown, con los diferentes modelos existentes, caracteristicas, etc… Y hoy quiero hablarte de las botas Ponseti.

Primero quiero dejar claro que ambos tipos de botas sirven para corregir los pies zambos siguiendo el Método Ponseti. Igual que yo creía que las botas del Método Ponseti eran las Dennis-Brown, hay quien piensa que son las Ponseti. Y en realidad, son las dos, en su variedad de modelos.

Como ya te he comentado en infinitas ocasiones mi hijo sólo ha utilizado las botas Dennis-Brown, por lo tanto, para escribir este post me he basado en las diferentes opiniones que han compartido sobre ellas padres del Grupo Privado de Facebook que complementa a este blog.

 

¿CÓMO SON LAS BOTAS PONSETI?

  • Ante todo, son más cómodas para el niño. Son mucho más confortables.
  • Y también más cómodas de poner. Sí, parece una tontería, pero a un bebé sueles tener que ponerle las botas varias veces al día. Y a medida que van creciendo, cada vez cuesta más ponérselas.
  • En su interior son de silicona y por fuera de cuero blando, y llevan hebillas (recuerda que las Dennis-Brown van con cordones).
  • Son más innovadoras y, por ende, más modernas.
  • La barra no sobresale por los lados.
  • No se deforman. Aunque aquí tengo que decir que las Dennis-Brown que utilizó mi hijo tampoco se deformaron, eran excesivamente rígidas.
  • Son fáciles de usar y muy suaves.
  • Tienen abertura por el talón, para que puedas ver si apoya bien o no.
  • Se adaptan al pie del niño.
  • La forma del talón es alta y flexible.
  • Son más caras. Mucho más caras que las Dennis-Brown (su precio oscila desde 200€ a 300€ comprando directamente en el fabricante en Reino Unido. O entre 500 y 800 euros, dependiendo de la ortopedia a la que te dirijas). La verdad es que esta diferencia de precios entre ortopedias me parece una aberración.
  • No suele cubrirlas la Seguridad Social. El tema de la Seguridad Social lo trataré en otro post, porque también es realmente indignante, depende de donde vivas no pagas nada, o lo pagas todo o casi todo. ¿Cómo se puede consentir esto? Este tema me enfada muchísimo.

 

 

Por lo que han ido comentando los padres en el grupo y en el post Heridas a causa de las botas Dennis-Brown merece la pena utilizar las Ponseti. Claro, todo el mundo no puede permitirse pagar tanto dinero. Es más, ni siquiera pagar las Dennis-Brown.

Nosotros hemos donado todo lo que ha utilizado nuestro hijo al hospital, incluido el calzado de horma recta. Y me consta que estas acciones ayudan de verdad, así que si estás leyendo esto y tienes material correctivo o de ortopedia, harás un gran favor a alguien llevándolo a tu hospital.

En mi caso no sé lo que hubiéramos hecho si la traumatóloga nos hubiera comentado de la existencia de estas botas… Supongo que nos hubiéramos sacrificado más y hubiéramos optado por unas botas más cómodas para él, menos agresivas con sus pies y con su piel, y que, ya que tenía que tener los pies y piernas inmobilizados por lo menos no le hicieran daño. Pero la verdad es que no sé lo que hubiéramos hecho.

Sé de padres que han realizado el cambio de botas en sus hijos y estos han empezado a dormir tranquilos… Porque sí, no suelen dormir bien con las botas.

En mi caso, mi hijo dormía conmigo, con el pecho a su disposición. Creo que la lactancia a demanda le ayudó (nos ayudó) muchísimo a sobrellevar todo el proceso.

También tengo que decir que hay padres encantados con las Dennis-Brown, cuyos hijos han tolerado las botas muy bien desde el primer día, y no han tenido ni siquiera una rozadura.

Como en todo, cada niño es un mundo…

Si quieres añadir algo a este post o consultar algo, te agradeceré lo escribas aquí en los comentarios, así nos beneficiaremos todos de tu experiencia. De verdad, cualquier cosa que añadamos ayuda a mucha gente.

*Las fotos que comparto en este post son fotos cedidas por padres del grupo, a los que desde aquí les vuelvo a dar las gracias por colaborar 🙂

Un abrazo y hasta la próxima,

Tere