Sois muchos los que me escribís en privado para preguntarme dónde compro yo el calzado de horma recta de mi hijo.

Así que escribo esta entrada que te ayudará a ti y a otro futuro papi cuando pase por aquí 🙂

Bueno, no es lo que quiero ni lo que me gusta, pero de lo poco que fabrican este fabricante es el que mejor calidad tiene. Eso sí, no es nada barato.

Ya os he hablado alguna vez de él: Podortosis.

Pero no atienden al público, y la verdad es que tratando directamente con ellos son escuetos y no colaboran demasiado con el particular, por no decir nada.

Yo antes compraba a través de una página web, pero después de algún percance (ya te conté las incidencias y errores que he ido sufriendo en diversas ortopedias), decidí hablar directamente con Podortosis. Como no me hicieron caso, se me ocurrió ir a la ortopedia de mi localidad y hablé con la propietaria.

Y esto es lo que mejor resultado me está dando.

Es tan sencillo como que tu ortopedia se dé de alta como cliente del fabricante, tú eliges el modelo que puedes ver en internet (o le pides el catálogo a tu ortopedia) y haces el encargo.

Sencillo y sin complicaciones.

Como ves, necesitan una mano de tinte reparador… pero la calidad es buenísima.

Y así lo hago ahora yo. Tengo que decirte que la ortopedia de mi localidad es una ortopedia pequeñita, que se limitan a la venta, no realizan reparaciones, vende productos comunes, no tiene técnicos, etc… así que esto lo puede hacer cualquier ortopedia.

Aprovecho este post para explicarte que este fabricante, pagando un plus, te fabrica también en horma recta los modelos de rectaforma. 

Es lo que hicimos nosotros con unas zapatillas de deporte. Nos salieron carísimas, pero llevaba años repitiendo mismo modelo.

Me lo comentó una mamá en uno de los mensajes privados y, la verdad, cuando los niños se van haciendo mayores y van repitiendo y repitiendo modelo… se agradece poder cambiar. Mi hijo encantado con sus zapatillas de deporte rojas. El esfuerzo mereció la pena.

El calzado es bueno, de piel, rígido, pero no pesa tanto como otros que hemos probado.

Como ya te comenté en el post Calzado de horma recta: primeras compras  suele costar alrededor de unos 100€ aproximadamente, dependiendo del modelo. Y creo que me cobraron un 20% más cuando solicité fabricar unas rectaforma en horma recta.

Es carísimo, sí, pero, a veces, merece la pena.

Para que le dure más le cojo una talla más y le pongo plantilla (de estas que venden en cualquier supermercado, de adulto, la recorto y así lleva el calzado sin problema).

Y, para ser honesta, diré que entre que le cogí más talla y que el crecimiento del pie está desacelerado por la recidiva… todavía las usa (estamos llevando el calzado del invierno pasado).

Espero que este post te ayude 🙂

¡Un abrazo!

 

 

A %d blogueros les gusta esto: