Una de las cosas en las que menos se piensa es en la ortopedia donde comprarás lo que tu hijo va a necesitar, no piensas hasta que no necesitas empezar a comprarle correcciones o calzado para su tratamiento. Nunca pensé que me vincularía tanto a la ortopedia y, por desgracia, no me ha resultado fácil ni cómodo.

Al principio fue la compra del pañal de frejka, después la férula Dennis-Brown, continuamos con varios pares de botas para la férula (a medida que iba creciendo el pie de mi hijo) y luego con el calzado de horma recta.

Esta horma es bastante frecuente ya que se utiliza para más correcciones (por ejemplo, para pies planos), pero no es tan frecuente que las zapaterías normales tengan este tipo de calzado, y ni siquiera que lo tengan en existencia las ortopedias. Hay muy pocos fabricantes de calzado infantil de horma recta y es complicado encontrar calzado cómodo y que te guste, y algo imposible que sea barato.

Fue toda una odisea comprar sus primeros zapatos. Lo primero que hicimos fue acercarnos a la ortopedia donde le habíamos comprado la férula Dennis-Brown y todas las botas para la férula. Era una ortopedia grande y de una gran capital,  así que pensamos que tendrían. Pero no fue así.mispieszambos27112015

Sólo tenían un par de modelos, unos de niña y otros de una talla superior. Teníamos que escoger un modelo del catálogo y encargarlo. No nos pareció buena idea y decidimos buscar en otras ortopedias, más cerca de nuestra casa.

Fuimos a la ortopedia de nuestra localidad y ahí nos dimos de bruces con una realidad: la mayoría de las ortopedias funcionan simplemente como tiendas de venta de productos de ortopedia. Y en este caso, la nuestra, ni siquiera vendía calzado infantil.

Miramos en otras localidades cercanas y la venta era por catálogo, hasta que encontramos una ortopedia (a una hora de viaje) que fabricaba su propio calzado. Consulté antes de ir si disponían calzado para la talla de mi hijo y al confirmarlo hicimos el viaje.

Al ser fabricantes disponían de abundante calzado infantil de horma recta, aunque pocos modelos y de un estilo muy poco moderno.

El precio de este tipo de calzado en una ortopedia tradicional oscila entre 100€ y 150€ (depende del tipo de calzado y tienda), pero por menos de 80€ no encuentras nada.

En esa ortopedia daba la casualidad de que tenían un stock que estaban liquidando al precio de 25€ cada par de zapatos. Toda una ganga, eso sí, los modelos eran todos similares, serios y nada modernos, aunque sí eran de calidad.

Allí compramos dos pares de zapatos (hay que tener en cuenta que los pies del niño a esta edad crecen muy rápido). Fueron modelos muy similares y por el mismo precio. La siguiente vez que fui me vendieron unos que no eran de horma recta. Me di cuenta al llegar a casa. LLamé,  no le dieron la más mínima importancia y me dijeron que si los llevaba me los cambiaban.

Y a partir de ese momento decidí comprar en ortopedias a través de internet. Y así llevo haciéndolo desde entonces.

Actualización

Desde que escribí esta entrada a día de hoy ha cambiado mi perspectiva y, como sois muchos los que me preguntáis sobre ello (vía comentario o por privado) he escrito este post donde te cuento dónde compro yo el calzado de horma recta de mi hijo. Espero que te sirva 🙂

Donde comprar el calzado de horma recta

Un abrazo y hasta la próxima

A %d blogueros les gusta esto: