El calzado de horma recta es un tipo de calzado que utiliza una horma que, como su nombre indica, es recta. Algo que no se aprecia a simple vista.

La horma es el molde que sirve para fabricar el calzado, es decir la forma. Para ver el efecto que tienen las hormas deberemos observar el eje longitudinal, que es la línea que va desde el talón hasta el segundo y tercer dedo.

La horma recta es la adecuada, sobretodo, para cuando los niños empiezan a andar, ya que todavía no tienen el arco del pie formado (huella de oso, como se suele decir). Se utiliza también para los pies equinos. En el caso de los pies equinovaros (o zambos), esta es la horma que a nosotros nos recetaron.

Es importante en esta horma un contrafuerte rígido y prolongado. En este tipo de calzado el pie izquierdo es igual al pie derecho.

He encontrado en la página de podortosis una información con imágenes que detalla muy bien lo que  es la horma recta.

“En las hormas rectas, el eje longitudinal de la horma es coincidente en la puntera, enfranque y talonera. Sin embargo, si se observa la horma por su planta, una línea que dividiera a ésta en dos mitades nos resultaría absolutamente recta. Ello es debido a que el enfranque de la horma por su parte medial se rebaja suavemente para dar un mejor aspecto estético y una diferenciación entre el calzado de ambos pies. No debe confundirse esta línea media de la planta con el eje de la horma por su parte superior. La diferenciación entre el pie derecho y el izquierdo es necesaria cuando se trata de construir una horma fisiológica y, por lo tanto, distinta para ambos pies. El volumen de la horma a nivel del primer radio es mucho mayor que en los radios sucesivos pues se corresponde con una mayor altura del primer metatarsiano, disminuyendo suave y progresivamente hasta el quinto.”

horma009

Imagen tomada de podortosis.com

El calzado de horma recta se utiliza en la corrección de los pies zambos (o equinovaros), y también en otro tipo de correcciones. Con su uso se intenta favorecer el no retorno del pie a la posición anterior a la corrección.

Y hasta aquí por hoy… ¡Hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: